Obesidad

Obesidad significa tener un exceso de grasa en el cuerpo. Se diferencia del sobrepeso, que significa pesar demasiado.

El peso puede ser resultado de la masa muscular, los huesos, la grasa y/o el agua en el cuerpo. Ambos términos significan que el peso de una persona es mayor de lo que se considera saludable según su estatura.

La obesidad se presenta con el transcurso del tiempo, cuando se ingieren más calorías que aquellas que quema. El equilibrio entre la ingestión de calorías y las calorías que se pierden es diferente en cada persona. Entre los factores que pueden afectar su peso se incluyen la constitución genética, el exceso de comida, el consumo de alimentos ricos en grasas y la falta de actividad física.

La obesidad aumenta el riesgo de padecer diabetes, enfermedades cardiacas, derrames cerebrales, artritis y ciertos cánceres. Si usted está obeso, perder por lo menos de 5 a 10% de su peso puede retrasar o prevenir algunas de estas enfermedades. Por ejemplo, si usted pesa 200 libras, el 5 al 10% serían unas 10 a 20 libras.

RIESGOS DE LA OBESIDAD PARA LA SALUD

Es una afección en la cual una alta cantidad de la grasa corporal incrementa la probabilidad de padecer problemas de salud.

Las personas con obesidad tienen una mayor probabilidad de sufrir estos problemas de salud:

  • Glucosa (azúcar) alta en la sangre o diabetes.
  • Presión arterial alta (hipertensión).
  • Nivel alto de colesterol y triglicéridos en la sangre (dislipidemia o alto nivel de grasas en la sangre).
  • Ataques cardíacos debido a enfermedad cardíaca coronaria, insuficiencia cardíaca y accidente cerebrovascular.
  • Problemas óseos y articulares, el mayor peso ejerce presión sobre los huesos y articulaciones. Esto puede llevar a osteoartritis, una enfermedad que causa rigidez y dolor articular.
  • Dejar de respirar durante el sueño (apnea del sueño). Esto puede causar fatiga o somnolencia diurna, poca atención y problemas en el trabajo.
  • Cálculos biliares y problemas del hígado.
  • Algunos tipos de cáncer.

¿CÓMO LOGRAR UN PESO SALUDABLE?

Como padres y madres de familia, nosostros somos responsables de que nuestras familia mantengan un peso saludable. Para poder lograrlo, es importante tener en cuenta el principio del “equilibrio de energía” que se define como el equilibrio entre el APORTE DE ENERGÍA y el GASTO DE ENERGÍA. Lo que come y bebe representa el APORTE DE ENERGÍA, y las calorías usadas a través de la actividad física es el GASTO DE ENERGÍA. Otros factores que afectan el peso de una persona son: su metabolismo (la forma en que su organismo convierte los alimentos y el oxígeno en energía), sus genes y su entorno.

Los cambios en nuestro entorno juegan un papel importante cuando adoptamos prácticas saludable. Sin embargo, en las últimas décadas esto ha contribuído a un aumento de peso generalizado. Por ejemplo:

  • Vivimos en una sociedad en la que pasamos mucho tiempo sentados en el automóvil o detrás de un escritorio. Para muchos de nosotros, tanto padres como niños, la vida diaria no incluye mucha actividad física. Si queremos mantenernos activos, tenemos que hacer un esfuerzo.
  • Hay comida en todas partes y los mensajes de comerciales que nos invitan a comer y a beber abundan. Ahora podemos comprar comida en lugares donde antes no era posible hacerlo, como en las estaciones de servicio. Salir a comer o comprar comida para llevar es muy fácil.
  • Las porciones de comida en los restaurantes y en los hogares son más grandes de lo que solían ser.

El sobrepeso no es algo que ocurre de la noche a la mañana. Por el contrario, ocurre con el transcurso del tiempo y cuando la energía aportada por los alimentos que consumimos no está en equilibrio con la energía que gastamos cuando hacemos actividad física.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *